Ejercicios de respiración para relajar la mente y reducir el estrés

Una mente calmada es capaz de sanar un cuerpo estresado. Por esta razón, la relajación es “recetada” como uno de los tratamientos para combatir el estrés. El motivo no es otro que la conexión directa que existe entre la mente y el cuerpo.

Para que la mente entre en calma, lo primero que empieza a hacer es controlar nuestra respiración. Respirar de manera consciente nos permite tener un mayor control sobre nuestro cuerpo. Cuando una persona respira profundamente, su cerebro envía una señal a los músculos para que se relajen. Como resultado, la presión arterial y la frecuencia cardíaca se reducen considerablemente. Es decir, la forma en la que respiramos afecta a todo nuestro cuerpo. Por este motivo, es importante que aprendamos a respirar de manera correcta.

Respiración en el momento presente

Eres un gran ejercicio para cualquier persona que se inicia en las técnicas de respiración. No hay instrucciones especiales, aparte de mantener la mente concentrada en la respiración. Desde cualquier posición, donde quiera que estés, empieza a ensanchar y profundizar tu respiración. Mientras lo haces, centra toda tu atención en los sonidos y sensaciones de tu respiración. Siente la expansión y la contracción de tu caja torácica. Dirigid todos vuestros sentidos a seguir el camino del aire que entra por la nariz, baja por la garganta, llega a los pulmones y vuelve a sasir. Escucha el sonido de tu respiracion.

Si te encuentras vagando, observa un centro en la respiración, que esto sucede en el momento presente.

Este ejercicio se llama así porque las cuatro fases de cada respiración (inhalación, pause, exhalación, pause) se hacen a la par, como los cuatro lados pares de una caja. Cómo practicar con diferentes duraciones de respiración.

Relajación muscular progresiva

En estos ejercicios se aumenta la respiración para reducir la tensión en el músculo entero. Manteniendo respiraciones profundas y lentas, empezamos inhalando por la nariz contando hasta cinco mientras tensamos nuestros pies, y exhalamos por la boca contando hasta cinco relajándolos. Prueba a repetirlo para diferentes zonas de tu cuerpo: rodillas, muslos, glúteos, pecho, brazos, manos y dedos, cuello y mandíbula y ojos.

Adoptó un cargo en el que estés relajada. Coloca tu pulgar derecho sobre la fosa nasal derecha y tu índice sobre la fosa nasal izquierda. Inhale por la fosa izquierda presionando con nuestro pulgar, y soltamos y exhalamos por la fosa derecha presionando con el índice. Es la única técnica que no se recomienda antes de dormir, ya que se consideró que equilibra el cuerpo y levanta la menta.

Exploración corporal

La exploración corporal es similar a la relajación muscular progresiva solo que, para tensar y relajar los músculos, hay que concentrarse en las sensaciones en cada parte del cuerpo. Es una de las técnicas de relajación para aliviar el estrés muy socorrida en la actualidad.

La plena conciencia o mindfulness es la capacidad de ser consciente y estar atento a las sensaciones del propio cuerpo y de donde nos envuelve.

5 técnicas de respiración para el estrés y la ansiedad

Si hay personas que viven estrés, puede ser difícil encontrar formas efectivas de controlar los síndromes. Una de las mejores maneras es implementar técnicas de respiración en su rutina diaria.

Sin pretender que este sea un artículo científico, il investigado y practico diariamente distintos ejercicios de respiración, al igual que yoga, taichi, meditación y gimnasia, lo que ha ayudado a lograr un equilibrio entre los desafíos diarios y una salud óptima.

Rated 5/ 5 based on 1058 customer reviews
auxiliar de enfermeria
auxiliar de enfermeria auxiliar de enfermeria, auxiliar de enfermeria
Phone: auxiliar de enfermeria $$